«AGUA PARA TODOS, TODOS PARA EL AGUA»

Problemática mundial

La escasez del agua en el mundo es un tema que ya nadie puede eludir. La situación es preocupante en muchas regiones donde el agua no es suficiente ni siquiera para lo que la organización mundial de la Salud (OMS) estipula como cantidad óptima (entre 50 y 100 litros de agua por persona al día) para garantizar que se cubren las necesidades básicas como, beber, cocinar, higiene personal y limpieza del hogar. Según datos de la OMS, casi el 40% de los seres humanos cuentan con problemas de escasez de agua, circunstancia que, para el 2.025 afectará a un 66% de la población mundial asentada en países de África y Asia Occidental. Además de las consecuencias del calentamiento global y la contaminación, el problema se agrava con el consumo de grandes cantidades de agua en actividades económicas y en el derroche doméstico.
No sólo la escasez de agua es preocupante, también lo es la falta de condiciones óptimas sanitarias y de saneamiento de las aguas residuales, que atentan gravemente también contra la salud, con altos índices de morbilidad.
En nuestra ciudad
En Villa Nueva, el trabajo que realiza nuestra cooperativa está vinculado desde su origen con un fuerte compromiso con la conciencia social y ambiental. Tenemos la suerte de poder extraer agua de napas y con buena calidad físico-química. El abastecimiento está asegurado y se presta de manera suficiente en el 100 % del ejido urbano, con una tarifa directamente relacionada al nivel de consumo y acorde al servicio que se presta. Por otro lado, y siendo una adelantada en el tema, CAPyCLO construyó junto a la obra de desagües cloacales, una de las primeras plantas de tratamientos de efluentes del país. Allí se realiza la importante tarea de saneamiento de la ciudad, con el tratamiento de aguas residuales, e incluso se da un paso más, con la reutilización del efluente tratado en el riego de una extensa plantación de árboles. De esta manera, se cuida el medioambiente evitando arrojar el agua al río y su consecuente contaminación, además de fomentar la forestación en tiempos donde el desmonte está a la orden del día.
Responsabilidad de todos
Pero como siempre ocurre, “no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos”, y esto es lo que hay que evitar, llegar a situaciones de emergencia o irreversibles. La experiencia de tantos años de trabajo, nos demuestra que lograr una mejor calidad de vida, es una responsabilidad de todos. Frente a la grave situación sanitaria que padecen tantas regiones en el mundo, cuidar de estos beneficios de los que gozamos como comunidad debe ser un tema prioritario.
La cooperativa además de ajustarse a las normas vigentes, realiza el mantenimiento necesario para prestar un servicio de calidad y de manera eficiente, realizando inversiones destinadas a mejorar la prestación, acompañar el crecimiento de la ciudad, y estar acorde a los adelantos tecnológicos. Como agente sanitario que es, informa por diferentes medios, para crear conciencia sobre el cuidado del agua y el medioambiente, con una importante participación como institución en la vida de la comunidad.
El trabajo en conjunto con las autoridades municipales, ha logrado, por ejemplo, que hoy tengamos una tarifa de servicios que premia a quien más cuida el recurso, consumiendo menos, en línea con muchos modelos aplicados en países adelantados en materia ambiental. Es primordial, que se comprenda la importancia de hacer un uso racional del agua y evitar contaminar el medioambiente. Como usuarios, además de conocer y exigir el cumplimiento de los derechos que nos asisten, debemos cumplir obligaciones, asumiendo la responsabilidad de mantener en condiciones las instalaciones domiciliarias, preservando además los instrumentos que son de manejo de la cooperativa. Es imprescindible que se tome conciencia de que no respetando las normas, no sólo nos perjudicamos a nosotros mismos y a nuestra familia, sino que también al vecino, y por ende a toda la comunidad.
Nuestro slogan “AGUA PARA TODOS, TODOS PARA EL AGUA”, quiere transmitir precisamente esto, que sólo la acción conjunta de todas las partes involucradas, podrá proteger el recurso, preservar el medioambiente y de este modo tener comunidades más sanas.