Ultimas Novedades

DÍA MUNDIAL DEL AGUA

 

El agua es la fuerza motriz de toda la naturaleza, pero sólo nos damos cuenta de su importancia cuando nos falta.

Es vital tenerla, es responsabilidad de todos cuidarla.Valorémosla siempre!

Contribuyamos conservando, reciclando y haciendo un uso responsable del recurso.

 

El Día Mundial del Agua se celebra anualmente el 22 de marzo como un medio de llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos de agua dulce.

Cada año, el Día Mundial del Agua destaca un aspecto particular relacionado con el agua.

 

El tema de este año, “Naturaleza para el agua”, explora cómo podemos usar la naturaleza para superar los desafíos del agua del siglo XXI.

El daño ambiental, junto con el cambio climático, está impulsando las crisis relacionadas con el agua que vemos en todo el mundo. Las inundaciones, la sequía y la contaminación del agua empeoran con la degradación de la vegetación, el suelo, los ríos y los lagos.

Cuando descuidamos nuestros ecosistemas, hacemos más difícil proporcionar a todos el agua que necesitamos para sobrevivir y prosperar.

Las soluciones basadas en la naturaleza tienen el potencial de resolver muchos de nuestros desafíos relacionados con el agua. Necesitamos hacer mucho más con una infraestructura ‘verde’ y armonizarla con una infraestructura ‘gris’ siempre que sea posible. La plantación de nuevos bosques, la reconexión de los ríos con las llanuras de inundación y la restauración de los humedales reequilibrarán el ciclo del agua y mejorarán la salud humana y los medios de subsistencia.

Fuente: Página oficial del Día Mundial del Agua de la ONU

En nuestra ciudad

En este sentido,  nuestra cooperativa vine abordando esta cuestión desde más de dos décadas, cuando se planteó la obra de Cloacas para la ciudad y la planta de tratamiento Efluentes Cloacales en un proyecto más amplio de recuperación del medioambiente, el PROSESUR (Programa Socio-Ecológico de Saneamiento Urbano). A través de esta importantísima obra, la comunidad de Villa Nueva tomó el compromiso de la preservación de los recursos, no sólo por una mejor calidad de vida, sino pensando en las generaciones futuras que, ya hoy, se benefician con esta decisión. De este modo, no sólo goza de la provisión de agua potable, de manera suficiente y de excelente calidad, sino que cuenta con un programa de saneamiento que trata las aguas residuales, y además completa el ciclo reutilizando el agua tratada en riego forestal, cumpliendo con la premisa principal del proyecto: “Devolverle a la tierra, en las mejores condiciones que se pueda, lo que de la tierra tomamos”.

Hoy es importante destacar este compromiso que como comunidad hemos tomado, pero es necesario seguir trabajando en la concientización sobre la tarea que, desde cada hogar, es importante hacer. No sólo en el cuidado del consumo y las prioridades en el uso del agua, sino también en la no contaminación del desagüe que luego dificulta el tratamiento final de los líquidos. Son muchos los factores involucrados en esto, pero sin dudas la cultura y la educación tienen mucha incidencia, además de las posibilidades reales de acceso. Los números hablan por sí solos y reflejan la problemática cuando se registra que el consumo promedio de agua de un estadounidense es de 500 lts. diarios, en contraposición de habitantes en algunas zonas de África con un uso de 4,5 lts. En la ciudad de Villa Nueva, el consumo por persona ronda  los 130 lts., registrándose un ingreso de aproximadamente 3.800.000 lts. diarios de efluentes al PROSESUR. El sistema medido y la tarifa diferenciada, tal y como se aplica en nuestra ciudad, va más allá de una cuestión de cuidar el bolsillo, se trata de cuidar un recurso vital, que no es inagotable y resulta cada vez más escaso. El tratamiento y la reutilización de los efluentes  van detrás de estos mismos objetivos: la conservación del medioambiente y la sustentabilidad; pero sobre todo, se orientan a la protección de la salud previniendo innumerables enfermedades.

Por eso como usuarios debemos tomar conciencia que  tenemos en igual medida derechos y responsabilidades, y que el cuidado del agua  está definitivamente en manos de todos.

Facebooktwittergoogle_plus